Naufragios del Mar Rojo, el Kingston

Naufragios del Mar Rojo, el Kingston

por David Fernandez

El Kingston, un arrecife en un naufragio

 

Historia del KINGSTON

Durante años, los barcos de buceo  que operaban en el sur del Sinai, llevaban a sus buceadores al arrecife de Danabaa, también llamado Shag Rock, que se encuentra a escasa distancia de los restos del SS Thistlegorm. El plan era visitar los restos de otro pecio, el mal llamado “Sara H”, que más tarde se redujo simplemente a “Sarah”.

No fue hasta el año 1996 cuando Peter Collings, el conocido buceador de pecios británico, consigue información suficiente para identificarlo correctamente y devolverle su nombre real, “KINGSTON”.

El Kingston, había sido construido en el año 1971 en la margen del rio Wear, en los astilleros Oswald, en Sunderland. Había sido encargado por la Compañía Comercial de Vapores (Commercial Steamship Company).  Tenía 262 pies de eslora y pesaba 1449 toneladas. Al igual que el Carnatic, el Ulysses y otros buques de la época, el Kingston era un híbrido de vela y vapor. Su motor, de cuyo modelo solo se fabricaron diez unidades, le dotaba de una velocidad de crucero de 10 nudos.

Al igual que otros buques contemporáneos, estaba preparado para transportar tanto carga como pasajeros, aunque en este caso su tarea principal era el transporte de carbón.

 

El viaje final del Kingston

El Kingston partió de Cardiff el 28 de enero de 1881 en dirección a Adén con una tripulación de 25  y 1740 toneladas de carbón. El día 16 de febrero atravesó el canal de Suez a las 9 de la mañana y unas horas después, a las 23:50 en condiciones de mar en calma, se estrella a 9 nudos de velocidad contra el arrecife de Shag Rock.

El día 18 el buque “Columbian” intenta un rescate después de que hubiesen echado por la borda más de 70 toneladas de carbón, pero no consigue bajar al Kingston, que se encuentra totalmente encallado. Esa misma tarde, el buque comienza a hacer agua y el día 19 el capitán da la orden de abandono. 16 de los tripulantes fueron entonces recogidos por el buque “Almora” y quedaron otros 8 y el capitán a bordo, realizando infructuosos intentos de salvar el barco. Finalmente, el día 20 el Kingston se hunde y los supervivientes son recogidos por el buque “Strathmore” el día 24 en la isla de Gubal, hasta donde habían llegado en una de las barcas auxiliares y son trasladados a Suez.

Actualmente, el Kingston es una de las inmersiones favoritas de los fotógrafos en el sur del Sinaí. Cuando las condiciones son propicias y la corriente no está fuerte, el impresionante jardín de coral sobre el cual el barco se fue al fondo, la cantidad de corales que lo han colonizado, la poca profundidad máxima del lugar (17 metros) y la cantidad de vida alrededor del pecio, hacen de ésta una inmersión en la historia difícil de olvidar….

¿te gustaría estar allí?

Visita nuestra sección del Mar Rojo egipcio
disponible

!! Puedes compartirlo !!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email