El tiburón ballena
Noche de Gigantes

Buceando por la noche con el pez más grande del planeta

Quien haya estado en las maravillosas islas Maldivas, habrá quedado atrapado en su magia y su encanto inolvidable, que hacen que todos queramos regresar al paraíso una y otra vez. Y es que, ya sea nuestra primera o nuestra decimoquinta vez, ¡las Maldivas siempre tienen algo con lo que sorprendernos!
Ni siquiera la oscuridad consigue frenar el ritmo incesante de la vida marina de las islas. Después de toda una jornada disfrutando de buceos inolvidables y playas de arena blanca con palmeras, lo mejor todavía puede estar por venir… Al caer la noche en los atolones de Thaa y Gaafu, llega la cita más esperada::
el pez más grande del mundo, ¡cenando con nosotros!

Tiburón ballena de Maldivas en snorkel de noche con modelo

Tamaño del tiburón ballena.

El tiburón ballena (Rhincodon typus) es el más grande de los elasmobranquios, pudiendo llegar a alcanzar los 18 metros de longitud y pesar alrededor de 11 toneladas. Posee alrededor de 6.000 dientes, que miden apenas 2 mm de longitud y parecen ser vestigiales. No utiliza sus dientes para capturar sus presas, sino que filtra grandes cantidades de agua por medio de branquias especializadas.

¿De qué se alimenta el Rhincodon typus?

maldives-whaleshark-night-best-maldives

A pesar de ser el pez más grande del océano, se alimenta curiosamente del más pequeño: el plancton, compuesto por miles de seres microscópicos cómo protozoos, diminutos crustáceos, moluscos, gusanos y larvas de peces. Y eso es precisamente lo que atrae al tiburón ballena a la popa del imponente Blue Force One

Hace algunos años, ¡los pescadores locales revelaron su secreto! Mientras solían pescar sardinas y otras especies durante la noche, utilizando una gran luz cómo atrayente, se dieron cuenta de que algo de lo que hacían atraía a los gigantes del océano, ya que los visitaban regularmente durante la pesca nocturna. En la oscuridad, la luz atrae al plancton, el cual, a su vez, atrae al tiburón ballena. Pero… ¿Por qué la luz atrae al plancton? Pues bien… por la noche, los organismos zooplanctónicos, cómo los copépodos, migran verticalmente hacia las zonas someras de la columna de agua para alimentarse del fitoplancton (algas microscópicas) cerca de la superficie del océano. Dado que el fitoplancton necesita luz solar para crecer, se concentra en las primeras capas de agua; y es entonces cuando los organismos zooplanctónicos se alimentan al amparo de la oscuridad, para no ser vistos por sus depredadores (los peces pequeños, por ejemplo). Pero cuando un humano introduce una luz artificial, ¡Bam! Los peces pequeños pueden ver a los copépodos y comienzan a comérselos. Los peces más grandes también pueden ver a estos peces pequeños y comérselos y, finalmente, los principales depredadores pueden entrar en acción y disfrutar de un buen festín. Y es ahí cuando aparece nuestra estrella de la noche: ¡el gran filtrador Tiburón Ballena! ¡Se pueden llegar a ver hasta 3 ó 4 juntos!

tiburón ballena comiendo plancton

¿Y cómo sabe el Tiburón ballena que toda esa comida está allí?

Lo cierto es que, a día de hoy, todavía no se sabe cómo es que éstos localizan las concentraciones de presas, las cuales pueden encontrarse a miles de kilómetros de distancia. Sin embargo, ha sido sugerido que algún tipo de indicador químico disuelto en el agua puede ser detectado por las cápsulas olfatorias altamente desarrolladas que posee la especie. Se sabe que cuando el zooplancton se alimenta de fitoplancton, este último libera un compuesto de fuerte aroma, llamado dimetil sulfuro. Éste sirve como indicador de presencia de alimento para ciertas especies de aves e incluso de tiburones, como el tiburón peregrino. Por lo que se cree que esta sustancia podría ser también la pista clave para hacer llegar al tiburón ballena hasta su alimento.
Otra posible explicación sería mediante la localización del movimiento y ruido emitido por los bancos de peces pequeños que se encuentran alimentándose de plancton. Se ha observado que los tiburones suelen seguir a estos bancos, y alimentarse detrás o entre ellos. Pero lo cierto es que todo son teorías que aún tienen que ser demostradas de manera experimental.

Sean cuales sean las causas que dirigen los hábitos y la vida de éstos misteriosos animales, es un auténtico privilegio poder disfrutar de su majestuosa presencia y observarlos tan de cerca. Pocos lugares en el mundo nos permiten disfrutar de encuentros tan cercanos y en las mejores condiciones. Dan ganas de no irse a dormir, ¡y pasar toda la noche con ellos! Y es que esos momentos quedarán grabados en nuestra retina para siempre, y serán objeto de nuestros sueños… ¡hasta que volvamos a las Maldivas a reencontrarnos con ellos!

¿Cuándo y cómo puedo vivir esta experiencia?

A bordo del Maldives Blue Force One podrás disfrutar de esta experiencia inolvidable rodeado de tiburones ballena. Debido a las condiciones climatológicas, la temporada ideal de buceo en el Hemisferio Sur de Maldivas va de febrero a abril. Todas las rutas de crucero de buceo vida a bordo de Blue Force Fleet ofrecen la posibilidad de encontrarse con el tiburón ballena. Consulta el calendario de cruceros y rutas en CALENDARIO BLUE FORCE MALDIVAS, toda la información adicional que necesites sobre este destino la puedes encontrar en la web BLUE FORCE FLEET – MALDIVAS así como bajarte el Folleto de Maldivas

¡No lo sueñes, vívelo y reserva ya tu crucero vida a bordo en Maldivas con Blue Force!

Te gustaría estar allí?
Visita nuestra página de Maldivas
disponible

¡¡ Compártelo !!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email